cerrar Actualice su navegador
El navegador que está usando en este momento se encuentra desfasado y no cumple los estándares actuales para páginas web. Si quiere disfrutar una versión actualizada de este y otros sitios web, recomendamos que lo actualice gratuitamente a través de uno de estos enlaces:
Internet Explorer 9 Mozilla Firefox Google Chrome

Plan de la patria plantea camino hacia el socialismo sin retorno

ECONOMÍA INTERNA | 11 de marzo de 2013

Caracas, 11 mar (El Universal).- Hace seis años cuando Hugo Chávez fue reelecto para el período 2007- 2013 la palabra socialismo apenas comenzaba a asomarse en su discurso. Hoy se plantea como la característica fundamental del proceso, y de acuerdo al Plan Socialista 2013- 2019 en dicho período debe consolidarse la irreversibilidad hacia el socialismo bolivariano.

"Este es un programa que busca traspasar 'la barrera del no retorno'. Para explicarlo con Antonio Gramsci, lo viejo debe terminar de morir definitivamente, para que el nacimiento de lo nuevo se manifieste en toda plenitud", escribió Chávez en la presentación del Plan Socialista.

Dentro de este planteamiento lo que debe morir es "el modelo de sociedad capitalista", responsable del individualismo, la codicia personal y el afán por el lucro desmedido, "vicios que no terminan de morir", se recoge de los planes de Gobierno. La herencia y tarea que ha dejado el mandatario fallecido es la de "una radical supresión de la lógica del capital que debe irse cumpliendo paso a paso", labor que recae en manos de Nicolás Maduro, de alcanzar la presidencia a través de los votos el próximo 14 de abril.

Esa transformación de la sociedad pasa por la expansión del denominado poder popular a través de las misiones sociales, así como el autogobierno en poblaciones y territorios conformados como comunas. Son precisamente las comunas el eje fundamental del Estado que dibuja el Plan Socialista 2013- 2019, tan es así que prevé que dentro de seis años el 68% de la población viva bajo este esquema.

Asimismo, el que estaba llamado a ser el plan de Gobierno de Hugo Chávez, que según dijo Maduro se cumplirá cabalmente de mantenerse en el poder, persigue el desarrollo de la propiedad social. El propio Hugo Chávez en varias oportunidades confesó su preferencia por este tipo de propiedad, que consiste en dejar en manos de la comunidad organizada los medios de producción.

El nuevo modelo de sociedad que supone la transición hacia el socialismo también busca dejar de lado el modelo rentista petrolero que predomina en Venezuela. Igualmente, satisfacer necesidades básicas de la población como seguridad, electricidad, agua y alimentación.

A pesar de estos lineamientos también se derivan del Plan de la Nación 2007- 2013, las cifras públicas demuestran que precisamente en el lapso que Venezuela se declaró encaminada hacia el socialismo creció el rentismo petrolero, así como los problemas con ciertos servicios públicos.

Para finales del 2006 el 11,5% de las divisas que entraron al país por venta de bienes tenían origen no petrolero. El año pasado esa cifra apenas representó 3,8% de los dólares que entraron a la economía venezolana.

En el caso de los servicios, la electricidad atraviesa un deterioro notorio desde el 2009. Factores climáticos y el incremento de la demanda son los elementos que han sido acusados de las fallas en el servicio.

Además, en este período la industria nacional se ha sumergido en un estancamiento que ha llevado a que parte de la necesidad básica de alimentarse sea gracias a las importaciones.

VENEZUELA